Estrés laboral

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

¿Qué es el estrés?

 

El estrés aparece cuando no nos sentimos capaces de afrontar una situación determinada: las personas experimentamos estrés laboral cuando percibimos que hay un desequilibrio entre las exigencias a las que estamos sometidas por nuestro trabajo y los recursos físicos y mentales de los que disponemos para hacer frente a dichas exigencias.

 

Estrés no es lo mismo que presión: a menudo utilizamos la palabra estrés para hacer referencia a las exigencias y desafíos a los que nos enfrentamos, cuando en realidad eso se llama presión. El estrés no es lo mismo que la presión, que es un aspecto normal de nuestras vidas. Esa presión puede tener diferentes orígenes (dentro y fuera del trabajo). Puede adoptar muchas formas, ya que puede ser autoimpuesta (por ejemplo, querer hacer un buen trabajo), o externa (por ejemplo, plazos establecidos por otras personas).

El nivel adecuado de exigencia en el trabajo varía en función de las personas y también en función de la naturaleza del trabajo que se pretende realizar. Todos necesitamos algo de presión para trabajar bien, pero hay quien necesita más (o menos) presión que el resto para ofrecer un rendimiento laboral óptimo.

Tal como se muestra en el gráfico, el estrés puede darse cuando una situación nos supera, pero también cuando el reto que se nos plantea no es lo bastante estimulante.

 

El estrés relacionado con el trabajo no es una enfermedad: aunque hay quien dice que “sufre de estrés”, lo que realmente quiere decir es que sufre los efectos del estrés. Los efectos del estrés pueden afectar al modo en el que sentimos, pensamos o nos comportamos. Algunas personas pueden sentirse deprimidas o ansiosas por no ser capaces de hacer frente al estrés, a otras les puede costar concentrarse o pensar con claridad, o se sienten siempre cansadas porque son incapaces de relajarse o de dormir de forma adecuada, lo que les provoca todavía más cansancio.

 

El estrés puede hacernos enfermar: aunque el estrés no es una enfermedad, puede provocar que enfermemos al cambiar el modo en el que funciona nuestro organismo:

 

– Puede debilitar los mecanismos de defensa del cuerpo, siendo más propensos a sufrir infecciones u otras enfermedades.

 

– Puede retrasar la recuperación de enfermedades poco importantes, como gripes o infecciones víricas, así como retrasar la curación de heridas.

 

Debemos ser conscientes de que el estrés no afecta a todas las personas del mismo modo, por lo que no debemos culpar a aquellos que tienen problemas para hacer frente a las exigencias laborales. Esto forma parte de la variabilidad natural y no es un signo de algún tipo de “debilidad”.

 

El estrés puede estar provocado por otros factores: el estrés no siempre está provocado por factores psicosociales asociados al trabajo. Si tenemos problemas en casa, podríamos tener más dificultades a la hora de hacer frente al estrés laboral, ya que los problemas no desaparecen cuando vamos a trabajar. 

 

De nuevo, este solapamiento entre los factores laborales y domésticos no es algo inusual.

 

Por tanto, el estrés laboral no es activación ni presión, y no es algo necesario. Es algo que experimentamos cuando las cosas no van bien y debemos hacer algo al respecto.

 
Referencias
Cox, T., Griffiths A., & Rial González, E. (2000) Research on work-related stress. European Agency for Safety and Health at Work. Luxembourg, Office for Official Publications of the European Communities. ISBN: 92-828-9255-7.
http://agency.osha.eu.int/publications/reports/stress

También te puede interesar

Vencer la dependencia emocional

La dependencia emocional viene determinada por múltiples variables personales que necesitaremos trabajar:   Experiencias tempranas de apego inseguro. Pobre conciencia del problema (provocada por el

Mindful Writing: ejercicios prácticos

¿Cómo practicar la escritura libre y consciente?   · Puedes escribir desde un estado de mayor tranquilidad. · Decide cuánto tiempo o espacio (hojas) vas

Estrés laboral: Causas

¿Qué causa el estrés? Los factores que pueden provocar riesgo de estrés y otros problemas de salud en el trabajo se denominan riesgos psicosociales, y pueden resumirse en los siguientes: